Artibus
Ampliar
Reducir
Contacto
Imprimir

EL LADRÓN DE COLUMNAS

El ladrón de columnas

Contacto para la gira: programacion@artibus.es

Basado en textos periodísticos de JUAN JOSÉ MILLÁS
Dramaturgia y Dirección EDUARDO FUENTES

 

 

Juan José Millás (columnista y escritor):
Eduardo Fuentes ha escogido para este espectáculo una serie de columnas periodísticas firmadas por mí. Digamos que las ha extraído de los periódicos con el cuidado con el que un experto corta el jamón. Un jamón bueno, mal cortado, deviene en un jamón regular, mientras que uno regular, bien cortado, deviene en uno bueno. Una vez separadas del periódico, Eduardo Fuentes las ha emplatado de forma magistral y las ha servido al público con la eficacia que están ustedes a punto de comprobar.
La comida entra primero por la vista, por lo que la presentación es muy importante. Eduardo ha ordenado las columnas de tal modo que cada una resalta a la que le precede y a la que viene detrás. Al articular los textos, ha descubierto la unidad que había por debajo de ellos. Ahora forman un conjunto. Le agradezco mucho que corte el jamón tan bien. Y que lo presente con ese talento. Le agradezco también que haya armado el puzzle. Uno no es consciente, cuando escribe suelto, de que en realidad está escribiendo atado.


Eduardo Fuentes (director de escena):
El ladrón de columnas no es otro que el teatro personificado en sus intérpretes, actores y director, que, ávidos de nuevos textos y dramaturgias, han “sustraído” (no sin permiso del autor), estas columnas sacándolas de su contexto natural (el periódico), para lidiar con sus abundantes acrobacias lingüísticas ricas en metáforas y simbolismos.
Contienen todas ellas referencias y observaciones acerca del homo sapiens mundanus actualis. El protagonista de estas columnas es un ciudadano medio, el hombre de a pie que se desenvuelve como puede en las procelosas aguas de la sociedad post-moderna. Subsiste a base de escribir y comunicar sus distintos puntos de vista respecto a los fenómenos sociales y, sobre todo, culturales que acontecen en nuestro día a día. Su afición natural, sin embargo, es la lectura, fuente inagotable del saber y el conocer. Estas dos facetas, las de leer y escribir, unidas a la actividad de la Musa inspiradora que aviva el fuego de la imaginación, transformando la realidad en ilusión y viceversa, son los tres caracteres que configuran un solo ente, articulándose así para el teatro (en este caso, más bien, cabaret-literario) las estructuras monolíticas que originalmente fueron dichas columnas.
El ente citado (podría ser su autor, podría ser otro) desconfía de sí mismo y por tanto escribe a la contra de sus propios intereses. A partir de ahí, ponerse en sus manos (o en sus letras) es como abandonarse a una secuencia imprevisible de fenómenos gramaticales, encrucijadas mentales, opiniones ambiguas, paradójicas, e imágenes insólitas surgidas del laborioso y concienzudo tecleo de un autor literario, periódico y constante, de un ser humano de contagioso y fino humor, de un comunicador nato de nuestro tiempo.
¡20 columnas, 20! de la ganadería de Juan José Millás, que serán lidiadas, sin sangre aunque no sin riesgo, por tres diestros actores que ejecutarán su arte, en el ruedo de La Cafetería del Teatro de Madrid, cual un solo torero.

 

El espectador encontrará en escena…
El espectáculo que propone Eduardo Fuentes consiste en un juego escénico en formato de café-teatro; un cabaret-literario en el que los actores “intercambiarán entre ellos y con el público esas reflexiones, ya en forma de monólogo, ya en forma dialogada, que de alguna manera tocan aspectos cotidianos que nos afectan a todos (o a casi todos)”, explica el director.

Los actores tomarán como referencia las columnas de Millás para dar vida a personajes que se parecen a nuestros compañeros de trabajo, a nuestros vecinos, parientes y otros seres anónimos con los que nos cruzamos.

Sin olvidar en ningún momento el rigor en el uso de la palabra, los actores se servirán de otros recursos artísticos y habilidades propias de los cómicos en un espectáculo de cabaret: números de ilusionismo, arrancar música a un instrumento, atreverse con unos pasos de baile…

En definitiva, se trata de una ocasión extraordinaria para contribuir al enriquecimiento de nuestro teatro, acercando al público, de viva voz, a un valor literario de la talla de Juan José Millás.


Textos ‘robados’ para el teatro…
“Cuando me pregunto si tuve buenos educadores, los imagino a ellos, a mis educadores, preguntándose si tuvieron buenos alumnos. En general, creo que fuimos muy malos los unos para los otros, pero ya no tiene remedio. Entre los que recuerdo, hay un profesor de literatura que nos mandaba hacer unas redacciones curiosísimas. Por ejemplo, si una película nos había gustado mucho, teníamos que decir lo contrario, pero argumentándolo de tal manera que ningún lector fuera capaz de descubrir si mentíamos o decíamos la verdad. Haciendo aquellas redacciones, me di cuenta de que muchas películas que creía que me habían gustado me parecían en realidad detestables.
También aprendí que con un poco de talento y práctica se puede llegar a demostrar lo contrario de todo aquello que creías que iba a misa.
Todavía utilizo el método de aquel profesor, pues muchos de mis artículos están escritos directamente contra mí. Desconfío tanto de lo que pienso, que sólo tengo la impresión de acertar cuando me contradigo”.
“Según estudios de toda solvencia, el alto índice de fracaso escolar se debe a la falta de conexión entre los planes de estudio y la realidad. En otras palabras: que el principio de Arquímedes o el pretérito imperfecto del verbo amar, por poner dos ejemplos sencillos, no tienen nada que ver con la vida. A lo mejor ya nadie desaloja la misma cantidad de agua que el volumen de su cuerpo al introducirse en la bañera. Ni nadie amó a alguien en un tiempo remoto y le apetece expresarlo en otra forma verbal: yo amaba, tú no, él no sé…”. “En Arkansas han prohibido a Darwin porque les parece incompatible con la Biblia, lo que viene a ser lo mismo que prohibir la Biblia por no adaptarse a Darwin. En realidad, El origen de las especies y el Génesis son las dos caras de la misma moneda: ambos tratan de explicar algo inexplicable, que es nuestra presencia en este estercolero llamado mundo. A mucha gente le puede parecer más razonable proceder de un puñado de barro que de un mono, pero tan incomprensible es una cosa como la otra”.
“En Madrid hay muchos lugares para ejercer la santidad, de forma que me matriculé en un cursillo de filosofía oriental, en el que comprendí en seguida el daño que me había hecho a mí mismo al odiar a los otros. El odio es el tabaco del espíritu; cada vez que odias un cuarto de hora a alguien, es como si te fumaras dos paquetes enteros de Camel, es decir, que se te queda el alma llena de nicotinas y alquitranes. Por eso suele decirse que el odio se vuelve siempre contra uno. En mi caso no era exactamente así, puesto que había logrado matar a mi jefe de un infarto, pero esto es una cosa excepcional. Lo normal es que el rencor, como la nicotina, te produzca dificultades respiratorias”.
“Dios es un prestidigitador al que le da lo mismo sacar de la chistera una mosca que un hombre, por eso tenemos la misma composición cualitativa. La chistera, a primera vista, está vacía, si bien los científicos, con la ayuda de poderosísimas lentes, han descubierto en su fondo unos polvitos llamados cromosomas. Nada por aquí, nada por allá. Cuando sale un hombre, Dios le da unos pases mágicos por la cabeza y le mete dentro otra cosa, invisible también, llamada idea. De ahí que muchos hombres estén obsesionados con ser vascos, franceses o austrohúngaros, sin darse cuenta de que basta un tropezón para que los cromosomas se descoloquen y devenga uno en gusano”.

 

 

 

^ arriba

 

 

 

CARTEL DE LA OBRA

El ladrón de columnas

GIRA


14 de junio
Alcoy (Alicante)

 

16 de junio
El Escorial (Madrid).


FOTOS

El ladrón de columnas
El ladron de columnas
El ladrón de columnas
El ladrón de columnas
El ladrón de columnas

ELENCO


Musa.
Beatriz Garrido


Lector.
Adolfo Obregón


Escritor.
Fernando Campo


FICHA ARTÍSTICA


Iluminación.
Julio Bao


Sonido.
M.Angel Pastor

Diseño de Escenografía y Vestuario.
Mariana Puig


Maquinaria.

Jorge L. Díaz
Francisco Llori


Regiduría.

Técnica Iván Cañaveras


Prensa.

María José López


Diseño Gráfico.

Javier Naval


Ilustración.

David Izquierdo


Publicidad.

Fabiola López


Ayudante de Producción.

Gabriel García


Ayudante de Dirección. Fernando Campo


Producción Ejecutiva. Verónica Parizzi


Director de Producción.

José Manuel Garrido

Dramaturgia y Dirección.

Eduardo Fuentes



 
   


ARTIBUS
INICIO I LA EMPRESA I CONSULTORÍA Y GESTIÓN I AUDIOVISUALES I PRODUCCIÓN DE ARTES ESCÉNICAS I ORGANIZACIÓN DE FESTIVALES I HISTÓRICO I JOSÉ MANUEL GARRIDO I CONTACTO

Avenida M-40, Nº 23 Ático 47
Código Postal 28925 Alcorcón, Madrid
Tel: 91 730 63 07 / 91 730 79 20
Fax: 91 799 54 23
info@artibus.es


Gorricho. Diseño